La Semana de la Moda Masculina de París cada año trae consigo una exposición de diseñadores de todo el mundo, y en esta edición del primavera-verano 2019 se pudo observar el debut de algunos de los más interesantes, como el regreso de otros que desde hacía un tiempo fueron un poco más conservadores.

La capital francesa acogió un total de 50 desfiles, sumando un número representativo de presentaciones y eventos este año, a su vez algunos de los desfiles más importantes esta vez faltaron a la cita, como el de BERLUTI y HAIDER ACKERMANN.

Compartimos los highlights de las que consideramos fueron las más destacadas.

La puesta en escena de la pasarela de RICK OWENS significó un encuentro entre opuestos: órden y caos. Las prendas mostradas se presentaron en un entorno post apocalíptico al estilo MAD MAX, en el que primaron los gases tóxicos (como intención estética), y piel al descubierto, además de accesorios que complementaron los looks, como máscaras y ponchos, estos últimos con el sugerente detalle que pueden armarse a modo de albergue para aquellos que las visten.

               

Kim Jones, nuevo director artístico de la marca DIOR MEN, en un entorno floral presentó una colección dentro de una paleta de colores clásica, mediante trajes, camisas y pantalones, que sobresalen por la técnica aplicada sobre la misma, construidos a partir de aquellas aplicadas en la línea femenina de alta costura de la marca.

     

 

 

 

 

 

 

El escenario de LANVIN inició con el primer look descendiendo por las escaleras, en un ambiente de poca iluminación; cuando se pudo visualizar mejor se apreciaron prendas que van desde camisas, chaquetas, shorts y demás, complementadas con zapatos de corte deportivo, bolsos y gorros de cuero, todo con un corte “maxi”, a excepción de los shorts, que cada vez son más cortos. “Quise ir más allá del streetwear, encontrar una nueva forma de sofisticación, darle valor al diseño y al trabajo artesanal”, dijo Lucas Ossendrijver sobre su colección primavera-verano 2019.

 

 

 

 

 

En su debut como Director Artístico de Louis Vuitton Men, Virgil Abloh presentó una colección que no despuntó precisamente por ser del todo novedosa, sino más bien por entender hacia donde apunta la moda en los nuevos tiempos, aplicando detalles a prendas más tradicionales, lo cual hizo que estas se convirtieran en algo más novedoso. “Los millennial ven todo con ojos nuevos, como si no hubiera existido nada antes y es algo que tenemos que tener en cuenta”, dice Virgil. Además, cabe mencionar, esta edición de la feria deja claro que el blanco es un color más.

      

 

 

 

 

 

La colección de PAUL SMITH Men significó el regreso a las técnicas tradicionales de sastrería de la casa; trajes y blazers que recuerdan a la época de los 80, de siluetas exageradas y estilo británico.

LOEWE Men llenó de colores el escenario. Pompones, mochilas, pijamas y más, de estética surrealista. Incluso se pudo observar una colaboración con Disney. Sin spoilers, para que te pases por el artículo.

Así como el concepto de trabajo de escritorio ha cambiado, las prendas para este tipo de espacios también deben hacerlo. ISSEY MIYAKE Men presentó una colección que fácilmente se adapta a los nuevos espacios de trabajo, optando por la comodidad y tonos neutros.

     

 

 

 

 

La ambientación oscura fue un común entre algunos de los diseñadores más destacados de esta temporada, RAF SIMONS fue uno de ellos, presentando una colección llena de satín y cortes de alta costura utilizados en su línea femenina, todo dentro de un entorno poco iluminado.