Alteración intensa. Joyas expresivas

Joya, una palabra que lo dice todo, belleza concentrada. Utilizadas desde sus inicios como muestra de grandeza. Lujo, amor, compromiso. Inmensos significados encerrados alrededor de piedras y metales.

Fotografía: @Fabianmedina_photo

Texto: @Danigarciag

Ha soñado con tenerlas cerca desde que tiene memoria. Sebastián Jaramillo, ímpetu de creación. Piezas únicas complementan a cada una de las personas que usan sus obras de arte.

Bronce, aleación metálica de cobre y estaño. Uno de los materiales con los que más disfruta trabajar. Elemento noble, se deja moldear, tallar y esculpir. Su combinación con elementos poco tradicionales como el plástico o los acrílicos da resultados inesperados, característica básica de su marca.

El taller es su zona de juegos, allí experimenta, crea y es el lugar en el que se deja llevar por la inspiración. Técnicas artesanales como fundición y tallado en cera, cincelado, repujado y cala- do en plata, hacen parte de su proceso creativo. Cada pieza es hecha 100% a mano. Técnicas he- redadas y transformadas en propias.

Su última creación, una lámpara. Cientos de joyas unidas para crear la perfección de una sola. 3.000 piezas independientes, 25.000 qui- lates de piedras preciosas y semipreciosas, 10 años de conceptualización y 4 años de realiza- ción. Inspirada en la fauna colombiana, un jar- dín lleno de animales. Extrovertida y arriesgada, como su creador.

A Sebastián lo inspiran las antigüedades, lo que han sobrevivido y las historias que tienen por contar. Esto lo incorpora en sus joyas, es ne- cesario que evoquen una emoción.

En su rutina no le puede faltar el café, hacer ejercicio y leer. Ana Karenina de León Tolstoi es protagonista en su biblioteca y si tuviera que elegir un color sería el rojo. Este creativo fue una vez un niño capaz de diferenciar un Rubí de un Granate, hoy está en constante búsqueda de creatividad, y reconoce que la diversidad colom- biana es un lugar ideal para encontrarla.

Fantasia que nace de las piedras

De padre historiador, y madre antropóloga; la niñez de Sebastián siempre estuvo rodeada por el aroma del arte. Estudió Gemología y Diseño de Joyas en el Gemological Institute of Amercia en Nueva York, complementando su carrera asistiendo al Fashion Insitute of Technology. Creó su marca de joyería la cual lleva por nombre Sebastián Jaramillo Jewelry, dando vida a diferentes piezas de arte; candelabros de techo que parecen sacados de una fábula, y joyas que cuentan historias e invitan a soñar.